Proyecto CICERO

Motivación del proyecto

Las competencias digitales deben ser aprendidas por los usuarios. Esto requiere algo de motivación. Sin motivación, el aprendizaje solo “arañará la superficie” y, en lugar de competencias bien probadas, solo se obtendrá un conocimiento y una comprensión superficiales, sin ningún tipo de profundidad ni sostenibilidad.

La fotografía digital puede ser el motor para motivar a las personas a preocuparse por las competencias digitales básicas. Esto cubrirá la creación de imágenes (un trabajo creativo), el procesamiento de imágenes (un esfuerzo técnico), el almacenamiento y la administración de imágenes (necesita competencias digitales) y el uso de las imágenes creadas, por ejemplo, en las redes sociales (para lo cual también son necesarias las competencias digitales, así como algunos conocimientos jurídicos básicos).

Por último, la fotografía digital amplía los contactos sociales (por ejemplo, en grupos de interés especial), mantiene a las personas mayores activas (tanto en sentido físico como mental) y contribuye en muchos casos a promover el patrimonio cultural (como objetos en varias imágenes), así como actividades transnacionales (como un concurso de fotografía con elementos que traten sobre el Año Europeo del Patrimonio Cultural).

 

Objetivos

El proyecto tiene como objetivo desarrollar competencias digitales en un grupo de adultos utilizando la fotografía digital como motor de motivación y para dar un impacto a la vida social, cultural y familiar. Además, las imágenes tomadas que se centren en el Patrimonio Europeo se archivan en una base de datos de uso gratuito para contribuir al año del Patrimonio Cultural Europeo 2018.